La Normatividad ambiental: Un ingrediente esencial para mejorar la salud y la competitividad de México

Published: 2013.07.24

[Jump to English-language text]

A partir del éxito construido por la reciente publicación del estándar de rendimiento de combustible (emisiones de gases de efecto invernadero GHG) para la categoría de vehículos ligeros, NOM-163, México tiene una oportunidad única para poner sobre la mesa un paquete completo de regulaciones que se alinean con los estándares de clase mundial de Norteamérica y Europa. Los principales mercados del mundo siguen cosechando los beneficios de las reducciones importantes en emisiones y consumo de combustible de los vehículos en circulación, incluyendo mejoras en salud, calidad del aire, precios de combustibles, seguridad energética y económica, y el crecimiento de empleos. Este documento describe los beneficios posibles en salud, calentamiento global y económicos a través de la continua alineación de los estándares de eficiencia y la realización de los estándares en emisiones para los vehículos ligeros y pesados, con el complemento de combustibles más limpios.

Este documento contiene resultados del análisis obtenido con el modelo de transporte global del ICCT, el cual estima los beneficios en emisiones y salud de un paquete completo de regulaciones nuevas en materia de estándares de vehículos y de calidad de combustible para México. Los resultados de nuestro análisis muestran que México podría reducir las emisiones de PM de su flota en 5,300 toneladas al 2030, una reducción del 80%, lo que resulta en la reducción de aproximadamente 4,000 muertes prematuras y un incremento de 34,000 años en calidad de vida anualmente. Estos estándares tendrían como resultado un beneficio neto de 15 a 46 billones de dólares americanos, aproximadamente 190 a 580 mil millones de pesos mexicanos. Asimismo, los estándares de eficiencia podrían estabilizar el consumo del sector transporte al 2030 a pesar del crecimiento continuo de la flota y el uso de los vehículos, por lo que los consumidores podrían ahorrarse alrededor de 10 mil millones de dólares americanos, es decir 120 mil millones de pesos (MXN) en 2030.

Estudios en Estados Unidos y Europa han encontrado que estándares más exigentes fortalecen a la industria automotriz y apoyan al crecimiento de empleos. México ya se está beneficiando de una industria automotriz próspera, en donde se está produciendo algunos de los vehículos más limpios del mundo para exportación. Exigir que estos mismos vehículos se vendan en México podría mejorar la competitividad y productividad de la industria, además de mejorar la salud y el bienestar en el país.


Building off the success of the recently finalized fuel economy standard for the light-duty sector, NOM163, Mexico has a critical opportunity to put in place a complete package of regulations aligned with world-class standards in the rest of the North America and Europe. The major markets of the world continue to reap the benefits of dramatic reductions in emissions and fuel consumption from on-road vehicles, including improved health, reductions in climate and local air quality pollutants, reduced fuel costs, improved energy and economic security, and growth in jobs. This briefing describes the health, climate and economic benefits possible through continued alignment of efficiency standards and realization of aligned emissions standards for light- and heavy-duty vehicles, complemented by clean fuels.

This paper provides the result of analysis using the ICCT's global transportation model to estimate the emissions and health benefits of a complete regulatory package of new vehicle and fuel quality standards for Mexico. Our analysis suggests that Mexico could reduce PM emissions from the transport fleet by 5,300 tons in 2030, a reduction of 80%, resulting in approximately 4,000 fewer premature deaths and an increase of 34,000 quality years of life annually. These standards would result in a net benefit of 15 to 46 billion US dollars, 190 to 580 billion MXN, out to 2030, depending on the interest rate used. Efficiency standards would allow Mexico to stabilize consumption from the transportation sector out to 2030, in spite of continued growth in the vehicle fleet and use, resulting in consumer savings of 10 billion US dollars, 120 billion MXN in the year 2030.

Studies in the US and Europe have found that stringent standards bolster the vehicle industry and support job growth. Mexico is already benefiting from a thriving auto industry, which is currently producing some of the cleanest vehicles in the world for export. Requiring these same vehicles to be sold within Mexico will likely further improve the competitiveness and productivity of the industry, in addition to improving the overall health and economic well-being in Mexico.